domingo, 25 de enero de 2009

El Ayuntamiento rehabilitará dos albergues al objeto de captar turismo «mochilero»

El gobierno local abrirá una residencia en Nembro y otra en Bañugues

Más turistas. Gozón quiere impulsar el sector servicios y atraer a nuevos y más jóvenes visitantes utilizando como reclamo el Cabo Peñas. Para que la iniciativa tenga éxito, el Ayuntamiento pretende abrir un albergue en las antiguas escuelas de Nembro y rehabilitar otro en Bañugues. La financiación de este programa proviene de los fondos Leader de la Unión Europea, recientemente aprobados. La inversión sumará casi dos millones de euros para la zona rural. Los «mochileros» tendrán así cobijo en Gozón. Este tipo de iniciativas son frecuentes en la mayoría de los países europeos, excepto en España, y atraen cada año a estudiantes y a cientos de personas que buscan techo a precios asequibles.

Las obras en el antiguo albergue de Bañugues consistirán, según fuentes municipales, en la restauración y mejora del albergue, que en la actualidad se encuentra bastante deteriorado. El gobierno local ha mostrado su interés en llevar a cabo la rehabilitación del edificio, con el objetivo de que pueda ser destinado al alojamiento de grupos juveniles, asociaciones, o incluso reuniones de Cruz Roja.

De esta manera se daría una salida a la problemática del alojamiento de determinado tipo de expediciones y excursiones que tienen como finalidad conocer el Cabo de Peñas. La composición y el número de establecimientos gozoniegos hace difícil, a día de hoy, el alojamiento de grandes grupos, situación que se vería solucionada con la reapertura del albergue de Bañugues.

Un caso parecido ocurrirá con el proyecto para las viejas escuelas de Nembro. El Ayuntamiento de Gozón pretende convertir este inmueble en un albergue que pasará a denominarse Cabo Peñas. La actuación se incluye dentro de un proyecto en el que trabaja el servicio municipal de Formación que, además, servirá para desarrollar una importante programación para estudiantes que se desplacen de otras regiones. El inmueble, hasta ahora destinado a un centro de iniciativa empresarial, pasará por tanto a desempeñar otras funciones una vez que finalicen las obras de acondicionamiento. Además de la remodelación del edificio se llevará a cabo la adecuación del entorno y de los accesos, donde se ubicarán instalaciones al aire libre.

Por otra parte, la programación que se ofertará a los grupos de estudiantes de forma paralela a su alojo en el albergue incluye la visita a los centros de interpretación del medio marino en el faro de Peñas y al centro de la naturaleza. La actividad se fundamentará en un itinerario didáctico y ambiental sobre los valores que reúne el paisaje protegido de Cabo del Peñas.